Terapia de contención

La Terapia de Contención se rige bajo la dirección de un terapeuta experimentado donde pueden aplicar los padres con sus hijos para sanar relaciones en conflicto. Es una nueva aproximación terapéutica para el manejo de trastornos tales como el autismo, problemas de límites, agresión, ansiedad, enuresis, encopresis, niños tiranos, problemas con niños adoptados, miedos, entre otros..

Esta terapia tiene como objetivo sanar relaciones en conflicto entre padres e hijos.

Dicha terapia se basa en la premisa, que hay casos en que se presentan déficits crónicos en la vinculación madre-hijo y por tanto, trastornos en la confianza básica del niño. Esto en ocasiones genera un caos afectivo que genera una relación de ambivalencia (amor-odio).

Los afectos destructivos de coraje, tristeza y miedo no se controlan, si no que estallan abruptamente. Por lo general la respuesta del adulto a esta conducta es aislar al niño, mostrar indiferencia o pegarle, reforzando aún más sus conductas destructivas. Esta situación aumenta y se desarrolla en espiral.

La terapia es una vía segura de comunicación profunda que permite a los padres y a la pareja confiar en su rol, aumentando en ellos y en sus hijos la autoestima y potencializando su desarrollo.

La vinculación puede verse trastornada por la separación de la madre y su bebé debido a: Estancia en incubadora o terapia intensiva; trabajo; viajes de la madre, entre otros. Por lo tanto este trastorno de vinculación genera conflictos en la relación madre-hijo.

La Terapia de Contención proporciona a los padres un control más efectivo y permite al niño entrar en un proceso de desarrollo de ligas afectivas, desapareciendo los síntomas después de la primera sesión. Ha mostrado resultados positivos con intervenciones a corto plazo en países como: Alemania, Polonia, República Checa, Suiza, Austria, México y Colombia.

 

Neopsicología Sistémica

Terapia de contención

Constelaciones Familiares

El abrazo una forma de vida

separa tu cita